Cargando...
 Sambueza se siente perseguido por los árbitros

Sambueza se siente perseguido por los árbitros

El mediocampista de las Águilas aseguró que su castigo fue injusto, pues nunca insultó al árbitro Jorge Pérez Durán.

Rubens Sambueza siente que algunos silbantes son "quisquillosos" con jugadores como el, y lo tratan de manera especial, tal como sucedio la jornada pasada, en la que Rubens recibió la tarjeta roja, según él, injustamente, pues asegura no haber insultado al nazareno Jorge Pérez Durán.

"Estoy sorprendido por las dos fechas que me dieron, pensé que sólo iba a ser una, porque cuando me sacó la amarilla hizo una seña como si fuera por reiteración de faltas, y la falta me la habían hecho a mí, pero después fue porque según yo había simulado y me saca la amarilla; después, me levantó molesto y diciendo cosas en contra mía, mirando hacia abajo, sin darle importancia a él (árbitro) y me saca la roja, le pregunto por qué me expulsa y no sabía qué decirme. Estoy sorprendido, porque jamás lo insulté a él, jamás lo miré a la cara".

No sé si sea una persecución, pero ellos están pendientes de qué hago yo, si un gesto o si digo algo como para que me expulsen
"Hay árbitros que son quisquillosos con algunos jugadores, y hay que ser realistas, en su momento estuvo (Matías) Vuoso y ahora estoy yo, son quisquillosos cuando quieren y eso sinceramente está mal. Yo cuando me equivoco lo digo, pero esta vez no me equivoqué porque en ningún momento lo insulté a él", agregó.

El casaca "14" consideró que los silbantes están más preocupados en que se hable de ellos, en lugar de hacer una buena labor en el campo de juego.

"En estas fechas que van se habla muchísimo de los árbitros, no se habla del partido, y parece que les gusta que hablen de ellos todos los fines de semana. De nuestra parte habrá que seguir trabajando y ellos dedicarse a trabajar y no tanto en hacer una persecución hacia un jugador. Hay que trabajar todos, ellos por su bien y nosotros por el nuestro, porque así puede mejorar mucho el futbol mexicano".

El naturalizado mexicano consideró que los silbantes están más preocupados en que se hable de ellos, en lugar de hacer una buena labor en el campo de juego.

"En estas fechas que van se habla muchísimo de los árbitros, no se habla del partido, y parece que les gusta que hablen de ellos todos los fines de semana. De nuestra parte habrá que seguir trabajando y ellos dedicarse a trabajar y no tanto en hacer una persecución hacia un jugador. Hay que trabajar todos, ellos por su bien y nosotros por el nuestro, porque así puede mejorar mucho el fútbol mexicano".

Finalmente, aclaró que no cambiará su forma de jugar, aunque estará más atento a sus gestos para evitar inconvenientes.

"Mi forma de jugar no va a cambiar, siempre voy a jugar igual porque es lo que me piden los técnicos y es lo que me enseñaron desde chico. Cuando me cobren una falta en contra trataré de no hablar, porque no sé si sea una persecución, pero ellos (árbitros) están pendientes de qué hago yo, si un gesto o si digo algo como para que me expulsen; así que voy a trabajar en no hacer gestos, en no hablar, y si hago una falta pedir perdón y si me hacen una falta jugar rápido, esas cosas las voy a trabajar".

Tu opinión nos interesa, compártela con respeto.

Redacción AméricaMonumental.com
Foto: Mexsport

Comentarios