Cargando...
Las estadísticas juegan en contra

Las estadísticas juegan en contra

La historia indica que, habiendo perdido tres o más partidos de local, América sólo ha clasificado a la Liguilla tres veces sobre un total de 23. Los números no están a favor del equipo de Mohamed.

 

El presente es complicado. La cosecha de puntos es demasiado mediocre y se han perdido tres partidos consecutivos en casa. Encima, las estadísticas no son favorables: de un total histórico de 23 ocasiones en las que América fue derrotado tres veces o más como local, apenas en tres de ellas ha podido entrar a la Liguilla. El último duelo en el estadio Azteca, frente a Santos Laguna, el equipo arrancó 2-0 y terminó con un frustrante 2-4, lo que desató el enojo de la mayoría de los hinchas.

Los dos encuentros perdidos de local antes de ese último fueron el 1-0 contra Tuzos de Pachuca en la sexta fecha y el 3-1 en el clásico frente a Pumas, en la octava. Las únicas tres oportunidades en las que el club consiguió clasificar pese a las tres caídas en el Coloso de Santa Úrsula fueron en el Invierno 1999, Invierno 2000 y Clausura 2011. En estas últimas dos ocasiones, incluso, llegó a caer cuatro veces en su estadio.

Sin embargo, jamás pudo alcanzar la final en esos pocos casos (tres sobre 23) en los que Las Águilas consiguieron pasar a la Fiesta Grande a pesar de los tres descalabros. De esta manera, Antonio Mohamed sigue siendo muy cuestionado por la mayoría de los simpatizantes, al igual que desde cierta parte de la prensa deportiva en general, y futbolística en particular.

Con un rendimiento malo, en especial en la propia casa, el plantel se prepara para enfrentar mañana a Jaguares como visitante, por la fecha 11. Haber sumado apenas 15 unidades sobre 30 posibles enciende las alarmas en cualquier americanista, pero aún se está a tiempo de mejorar y poner al equipo en el lugar que merece. Mañana será la primera chance para empezar a revertir esta situación.

Comentarios