Cargando...
La fea sensación de ver a Cuau enfrente

La fea sensación de ver a Cuau enfrente

Checa el breve pero curioso historial del ídolo Blanco contra su gran amor, América.

Un gol y 244 minutos en la cancha es todo el historial de Cuauhtémoc Blanco ante América, contra el que se enfrentará en un rato dentro de la Jornada 3 del Torneo Apertura 2014 como jugador del Puebla. El veterano futbolista mexicano, a los 41 años, disputará apenas su cuarto partido ante el equipo en el que se formó como jugador profesional y por el cual simpatiza.

El historial de Blanco contra el más grande se remonta al Invierno de 1997, cuando tuvo su primera experiencia fuera del Nido defendiendo los colores del Necaxa. En aquel torneo, el Cuau y los Rayos rescataron un empate 2-2 en la cancha en el Estadio Azteca. Al minuto 31, nuestro gran ídolo marcó un tanto de penalti ante el entonces arquero americanista, Oswaldo Sánchez. En ese momento, con esa anotación el Necaxa empataba parcialmente 1-1. Los goles del América los hicieron Ricardo Peláez (ahora Presidente Deportivo) y Luis Roberto Alves Zague. Por los Rayos, aparte de Cuauhtémoc, también anotó el uruguayo Sergio Vázquez.
Blanco es uno de nuestros máximos ídolos en la historia.

Luego, al siguiente campeonato, en el Verano 98, Blanco entró de cambio por Wagner de Souza y nada más jugó 44 minutos contra su exequipo en la derrota del Necaxa 2-0 en el Coloso de Santa Úrsula, con goles de Peláez y Sergio Zárate. Y el más reciente duelo de Cuau contra las Águilas tuvo lugar en el Apertura 2004, es decir hace ya diez años, cuando jugaba para el Veracruz. En aquella ocasión, Gustavo Biscayzacú adelantó a los Tiburones y Pável Pardo igualó los cartones para el resultado 1-1 definitivo en el Azteca, donde el 10 jugó todo el partido y fue amonestado al minuto 62.

Así es que una década después, Cuauhtémoc volverá a enfrentarse al América en espera de tener minutos en la cancha del Estadio Cuauhtémoc. ¡Gracias eternas, Cuau! Qué feo será verte de nuevo con otra playera.

Fuente: Mediotiempo

Comentarios