Cargando...
Detrás del arco:

Detrás del arco: "Un Clásico despintado"

Un americanista en el Clásico. Pasa el tiempo y las cosas no cambian. El amor a la camiseta y el sentido de pertenencia son cada vez más escasos y hoy, de cara al próximo Clásico Nacional, nos percatamos que por el América sólo jugará un americanista y 10 profesionales, alguno con pasado Chiva.

Raúl Alonso Jiménez es el único futbolista que entiende las raíces del americanismo y que sabe cómo jugar Clásicos, a pesar de tener 20 años. ¿Qué tan triste es que de los otros 10 futbolistas ninguno le haya ido al América en su infancia? ¿Qué tan doloroso es eso para un Clásico, que de por sí ya está devaluado?

América no tiene americanistas y eso no está peleado con los resultados, pero sí con la forma. En ese equipo la forma importaba mucho.

Se ha perdido sabor en el Clásico, al margen de que los jugadores han dejado de entender lo que representa. Pero los mismos de siempre son los que salvan este partido; los aficionados. Esos siempre están y estarán ahí, dándole sentido a un partido que en 22 hombres es difícil encontrar.

Chivas es un equipo gris. Plagado de futbolistas que le van al Guadalajara, pero con muy pocos que ponen lo que hay que poner. América es un equipo talentoso, pero con sólo dos futbolistas que saben lo que representa vestir la playera amarilla, uno está suspendido y el otro tendrá que dar la cara por el club.

El Clásico, una vez más, se juega en las tribunas. Hasta que jugadores, entrenadores, cuerpo técnico, directivas y dueños, le quieran volver a dar la importancia y el antagonismo a este partido. Volver a los principios básicos de vivir este duelo como lo vive la afición.

Tu opinión nos interesa, compártela con respeto.

Por Nicolás Romay, colaborador de AméricaMonumental.com
Twitter: @NicolasRomay
Foto: Mexsport

Comentarios