Cargando...
Detrás del arco:

Detrás del arco: "Con las horas contadas"

Publicado el 03 de oct, 2011 |
0 comentarios
¿Hasta cuándo? Sin miedo a equivocarme, puedo asegurar que esa es la pregunta que se hace cada uno de los aficionados del América, pues por más que un aficionado se declare fiel y eterno a su club, necesita un poco de reciprocidad para continuar con esa paciencia infinita.

Me complace el poderles contestar esa pregunta. Aunque sea a medias. Puedo decirles que los fracasos con Michel Bauer tienen las horas, si no es que los minutos contados; mas no puedo decirles si los fracasos en América se acabarán. Eso con el tiempo lo sabremos.

Lo que pasó con Jaime Ordiales el viernes no se llama renuncia, se llama traición. Ordiales no llegó solito a Coapa, para nada, Michel Bauer lo invitó a formar parte de ese equipo de trabajo. Hoy en día la situación del América es crítica y tiene con el agua hasta el cuello a Michel, quién de manera sucia y cobarde, está sacrificando a la directiva que lo ha apoyado en su gestión, para intentar salvar su pellejo.

La salida de Ordiales no fue la única. Michel hizo una limpia bastante general de la directiva americanista. Cosa que nos habla de que lo único que le importa al todavía presidente del América es cuidar sus intereses. No los resultados del equipo, ni los éxitos de la institución, no, esos no, en la mente de Bauer están otras cosas.

El América perdió contra Pumas y la afición se unió en un grito de ¡Fuera Bauer! No hay que confundiros, Bauer no se tiene que ir por haber perdido contra Pumas o por tener sólo 10 puntos en el presente torneo. Michel se tiene que ir porque ha transformado al América, que ahora no provoca envidia, sino lástima, no genera odio, sino burlas.

Michel es el peor presidente en la historia del América, es un tipo al que sólo le interesa lo económico y qué vio en Coapa una mina de oro y un negocio perfecto, mismo que ha aplicado para volver a las Águilas en una marca, y comercializarla a su antojo.

El América está muerto. No es de hoy ni de ayer, es desde que Guillermo Cañedo dejó la presidencia del club. Pues Bauer podrá tener los mejores estudios sobre dirección deportiva, pero los pantalones y la dignidad no se aprenden en ninguna universidad.

Si algún equipo puede morir y resucitar ese es el América. Tiene una historia que le avala esta clase de milagros. ¿Cuándo? Pronto, por lo menos sin Bauer…

Tu opinión nos interesa, compártela con respeto.

Por Nicolás Romay, colaborador de AméricaMonumental.com
Twitter: @nicolasromay
Foto: Mexsport

Comentarios